Las tiendas del futuro ya no seran edificios con exhibiciones de productos. En el futuro, todas las ventas se realizaran por internet. Como ventajas, primeramente esta que no se tiene que pagar renta, ni mantener inventarios ni exhibiciones, ni gastar luz, aire acondicionado, personal de ventas, entre una multitud de gastos. Esto genera una optimizacion en los gastos de venta cuando se vende por internet. Por consecuencia, los precios a los que se pude vender en internet son sumamente menores. En adicion a esto, el inventario ya no debe de estar en el almacen del minorista, sino mas bien el mayorista o la fabrica mantiene el inventario y realiza los envios directos al cliente del minorista por internet. De esta forma al no restringirse a un inventario, el minorista por internet puede tener una gran gama de articulos para venta sin problema de inversion. Estos beneficios trasladados al bolsillo del cliente final y a la rentabilidad del minorista por internet son los principales percursores para que en el futuro todas las ventas de productos sean por internet.